El cuerpo humano como lugar de memoria, y pasado reciente como proceso de deshumanización

Verdeolivo

Tomado de http://virginia-vidal.com
Por Carmen Pinto Luna

    Cada mañana al mirarme al espejo veo la enorme cicatriz en mi cabeza, es el recuerdo de las torturas [1]
    “quien ha sido torturado lo sigue estando (…) quien ha sufrido el tormento no podrá encontrar lugar ya en el mundo, la maldición de la impotencia no se extingue jamás. La fe en la humanidad, tambaleante ya con la primera bofetada, demolida con la tortura luego, no se recupera jamás” (Améry en Levi, 2009: 487).

Introducción: He querido considerar el cuerpo como un lugar de memoria, invocando a Pierre Nora en “Les Lieux de la mémoire”, el cuerpo humano actuando como punto de partida desde donde se urden recuerdos vividos y se reinsertan en las vidas personales de los individuos.Incorporamos aquí la idea de cuerpo como testigo del pasado para reinsertarlo en el presente como cuerpo-patrimonio donde habitan las memorias individuales y…

Ver la entrada original 2.576 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s