ARAUCARIA DE CHILE: REVISIÓN DE LA CULTURA del exiliado chileno.

Sábado, 01 de marzo 2014

ARAUCARIA DE CHILE: REVISIÓN DE LA CULTURA exiliado chileno

en francés en el original. Leer acá http://araucaria-de-chile2.blogspot.cl/2014/03/araucaria-de-chile-la-revue-culturelle.html

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA
[Click para ampliar]

L ha revisado Araucaria de Chile era un integrante de la gran espacio ocupado por la cultura chilena del exilio. revista multidisciplinaria que se publica trimestralmente de forma continua durante doce años entre 1978 y 1989, un total de 48 números. Se distribuye en casi 50 países, e incluso clandestinamente a Chile. La escritura se sentó en París hasta 1984 cuando fue trasladada a Madrid, donde, desde su creación, se imprime y se organiza su distribución. A medida que la historia de Carlos Orellana, su editor, fue fundada Araucaria un fin de semana de mayo, en la primavera europea.A pesar de que la sede de la escritura estaba en París en primer lugar, a continuación, en Madrid, y que el director estaba residiendo en ese momento en Moscú, el acto de fundación tuvo lugar en Roma: la fragmentación geográfica en la imagen de la extensión de la diáspora.
Muchas revistas se publicaron durante esos años, pero Araucaria fue uno de los más importantes, por el alcance de los temas, la calidad, la consistencia y el valor de sus productos;así como el prestigio de sus empleados. La revisión dibujó, de hecho, la mejor de la cultura hispana. Sus colaboradores incluyen entre otros: Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Rafael Alberti, Ernesto Cardenal, Mario Benedetti, Ernesto Sábato, Carlos Fuentes, Eduardo Galeano, Francisco Coloane, Antonio Skármeta, José Miguel Varas, Jaime Concha, Hernán Soto, Volodia Teitelboim, Isabel Allende, Ariel Dorfman, Virginia Vidal, Ligeia Balladares, Cecilia Salinas, Olga Poblete, Eugenia Echeverría, Miguel Rojas Mix, Armando Uribe Arce, Radomiro Tomic, Gonzalo Arroyo, Patricio Manns o Juvencio Valle.
Araucaria con el tiempo se convirtió en una referencia obligatoria objeto cultural entre la diáspora chilenos y entre los intelectuales de la cultura hispana en general.
OBJETIVOS DE LA REVISIÓN
[Click para ampliar]

La publicación de la revista Araucaria también como objetivo hacer frente a la terrible “apagón cultural” en que se encontraba la sociedad chilena. Es esta situación de decadencia cultural qu’Araucaria destinados a luchar, como se afirma en el editorial del primer número. Esta cultura del diseño como una forma de resistencia y de lucha política sin perder el rigor de vista intelectual.

La revista también nace de la conciencia dolorosa de la diáspora que la dictadura, y por lo tanto, el exilio duraría. La revisión Araucaria también refleja las diferentes etapas por las que el exilio. Inicialmente, se necesitaba el exilio para evocar, recordar las circunstancias de la toma de posesión de los militares. Por lo tanto desarrollado el tipo de testimonio que nunca había conocido un auge de este tipo en Chile.Araucaria ofrece una visión general de este escrito testimonial.Posteriormente el exilio fue visto como una nueva condición, como un objeto de estudio que había que resolver. Escritores, sociólogos, psicólogos, historiadores trataron el tema del exilio ángulos diferentes cada vez.
PRIMERA REVISIÓN DEL EQUIPO
[Click para ampliar]
La primera reunión constitutiva en Roma a la que asistieron Volodia Teitelboim, Carlos Orellana, Omar Lara, Hernán Loyola, Sergio Muñoz Riveros, Agustín Olavarría, Héctor Pinochet, sólo el director y el editor designado en ese momento fueron capaces de continuar el trabajo dentro de de la revista.Por razones de distancia geográfica, los otros miembros se han convertido en colaboradores externos de la revista.
El equipo de redacción inicial, compuesto por Eugenia Neves (profesor de literatura), Soledad Bianchi (crítico literario), Luis Bocaz (profesor y ensayista), Carlos Martínez (arquitecto), Osvaldo Fernández (Profesor de Filosofía) y Luis Alberto Mansilla ( periodista), permitió dar Araucaria, gracias a la diversidad profesional de sus miembros, la aparición esperada. La de una revista de política, literaria, filosófica, periodística y en general frente a todas las ciencias sociales; y cuyo eje unificador fue Chile, y por extensión, en toda América Latina.
Un REVISTA LATINOAMERICANA DIRIGIDA AL CHILENO

[Click para ampliar]
Uno de los sesgos de la revisión era centrarse en los empleados chilenos. La revisión se pretende dar a los chilenos la oportunidad que ofrece el exilio a “pensar” Chile.Fue a centrarse en los problemas específicos de la sociedad chilena. por tanto, la revista ofrece una amplia gama de la producción cultural de la época, tanto a través de la publicación de las obras de creación (narrativa, poesía, teatro) como el trabajo de análisis y crítica.
Araucaria es una revista latinoamericana dirigida a los chilenos; en el sentido de que estaba ofreciendo chilenos la oportunidad de complementar y profundizar en el conocimiento de la realidad de América Latina. Y que los chilenos tenían una actitud despectiva hacia sus vecinos latinoamericanos, pero el golpe militar de 1973 y la represión brutal mostró que la realidad chilena era bastante similar a la de otros países latinoamericanos.Chilenos en el exilio aprendieron que nunca podría entender la historia de su país si no encajan en la historia más grande del continente. Por lo tanto, se propone la revisión de trabajos en esta dirección perspectivas de expansión. Al igual que el árbol llamado Araucaria, el examen se arraiga en la cultura de la madre tierra, mientras recibe las corrientes de aire universales.
La revisión, por lo tanto, finalmente, desarrollar su propio estilo, diferente de otras publicaciones similares: una revista activista en el contenido exigente, donde el lema fue reemplazado por la reflexión.
La dimensión política de LA REVISTA
[Click para ampliar]
La dimensión política de la revista se nota desde el principio.La revista fue, de hecho, fundada por iniciativa de gestión externa del PC chileno que estaba en Moscú en medio de una profunda crisis. 1976 fue un año negro para la izquierda chilena: las políticas represivas de la dictadura de hecho se habían concentrado en el exterminio de los comunistas y los militantes de extrema izquierda fueron exterminados direcciones sucesivas de la PC.
Mientras tanto, los años de la revista Araucaria en París vinculados con el auge de las actividades políticas del exilio chileno en Francia, sino también de la solidaridad francesa.Esta fue la humanidad de lo que facilitó periódico local para la escritura. A París, la revista disfrutó de un impresionante número de jugadores: se llevaron a cabo numerosas reuniones en el Departamento de Estudios Ibéricos de la Nueva Sorbona, el Instituto de Estudios Superiores de América Latina o el teatro de Jean-Louis Barrault. El primer simposio de la literatura chilena del exilio se organiza en junio de 1983. Carlos Orellana presentó una comunicación sobre Araucaria.
En 1979, Pinochet mostró la revista Araucaria en la televisión como prueba de los recursos materiales abundantes marxistas disfrutaban de lograr sus fines perversos y peligrosos. Según él, había millones que estaban obligados a publicar una revisión si “de lujo”. diversión reflexión cuando se sabe que la infraestructura humana de la revista era casi inexistente: compartir los primeros tres meses de que la revista disfrutó una secretaria, durante los próximos doce años, Araucaria trabajó con dos empleados: el editor (Orellana) y un empleado que proporcionó la secretaría y distribución (Marcos Suzarte a cabo esta posición durante los últimos diez años). La opinión carecía de medios: no hubo corrección oficial y que estaban trabajando en una máquina de escribir.
EMPLEADOS DE LA REVISTA

[Click para ampliar]
El aspecto “lujo” de la revista estaba principalmente en la calidad del diseño. Fue Guillermo Tejada, quien diseñó el primer número  de ¾ y el logotipo de la revista ¾ , sustituido más tarde por Fernando Orellana.Además, la revista se benefició de la colaboración voluntaria de un centenar de artistas visuales chilenos  ¾pintores, escultores, diseñadores, grabadores, fotógrafos ¾  como el pintor Roberto Matta.Araucaria y tiene una gama bastante amplia de la producción plástica de la época.
Es importante señalar que no colaborador de la revista no exigió dinero.No hay compensación no estaba prevista militantes o para los amigos de Chile, ya que permitió su distribución y venta. Por lo tanto podemos decir que la revista Araucaria basa en la solidaridad. El único propósito de ser colaboradores para contribuir a la lucha contra la dictadura.
En los últimos años, cuando la situación política de Chile dio a entender en el inminente fin de la dictadura, la revista buscó apoyo en los empleados locales Chile integra, con la esperanza de establecerse en Chile tan pronto como lo permitan las condiciones políticas.Araucaria, pero dejó de publicarse en el momento de la extinción de la época de Pinochet. La revisión, intrínsecamente ligado al exilio, desapareció como las condiciones que habían generado.
Un patrimonio cultural[Click para ampliar]

Esta comunidad de académicos que han sido arrancados de su tierra natal se encuentra en escrito no sólo una forma de lucha política, sino también una especie de territorio. Para los exiliados, la escritura era el enlace con el país. La revista Araucaria fue durante sus doce años de existencia, la capital del territorio hecho de palabras, análisis e historias. el exilio de la memoria, por lo tanto, es la herencia y los exiliados dejar a sus hijos permanecieron en Francia o devueltos al país. Una herencia simbólica que la historia de la ciudad de la inmigración es ahora la cabeza hacia atrás para todos aquellos que lo deseen pueden saber lo que se pensaba, escrito, soñado en el exilio chileno. La revista Araucaria es de hecho ahora la fuente más valiosa para aquellos que deseen profundizar en el conocimiento de lo que fue la vida y la actividad creativa de extramural Chile durante la dictadura.
[Click para ampliar]

[ 1 ]  Este texto fue escrito con motivo de la entrada oficial de la revista Araucaria de Chile en el fondo de la ciudad de la historia de la inmigración. Es también una oportunidad para rendir homenaje a su editor, Carlos Orellana , que pasó a 19 octubre de 2013, días después de las mesas de todo el exiliado chileno organizado por la historia de la inmigración Cité de l’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s