SOCIALISTAS Y EL COMANDANTE DEL EJERCITO GENERAL CHEYRE EN MADRID 1996: EL ENCUENTRO DE EL ESCORIAL

SOCIALISTAS Y EL COMANDANTE DEL EJERCITO GENERAL CHEYRE

EN MADRID 1996: EL ENCUENTRO DE EL ESCORIAL.

 Elie Valencia

Holanda, 20 de Marzo de 2002

 

 

 

En la primavera española de 1996, se juntaron a dialogar altos dirigentes socialistas, con altos oficiales  del ejercito, y asesores de Pinochet en Madrid.  Este dialogo se realizó dentro del contexto del seminario “Las Fuerzas Armadas y la transición a la democracia: Los casos de España y Chile”. Este seminario fue patrocinado por la fundación española Ortega y Gasset y se realizó en el Hotel Victoria Plaza de El Escorial – en Mayo de 1996. 

Este  singular encuentro fue organizado y coordinado conjuntamente por el entonces embajador chileno  en  España,  el socialista Alvaro Briones, y el ex agregado militar a la embajada de  Madrid,  el General Juan Emilio Cheyre. En este seminario participaron tanto políticos españoles como  chilenos.

Por los socialistas asistieron al seminario el entonces ministro de Obras Publicas  y candidato a la presidencia, Ricardo Lagos,  Camilo Escalona, actual presidente del PS, el senador Jaime Gazmuri y  Enrique  Correa, ex ministro del gobierno de Alwin y experimentado operativo político socialista. La delegación militar incluyó el entonces director de la academia de guerra, Coronel Jaime García, el ex comandante del Regimiento Maipo,  Coronel José Manuel Piuzzi, el Coronel Carlos Molina Jonson y el General Cheyre. También participaron el asesor político  Sergio Rillón y el ex ministro de relaciones exteriores  de la dictadura militar, Hernán Felipe Errázuriz.

Lo discutido en este encuentro entre los políticos socialistas, pinochetistas  y militares no se ha hecho publico. Estos eran los tiempos cuando el  ex dictador estaba preparando el terreno para asumir como político civil (senador vitalicio auto designado), los militares  buscaban mantener sus inmunidades y prerrogativas, y los socialistas buscaban  el espacio político para afirmar a Lagos como candidato a la presidencia. Indudablemente,  este equipo socialista tenia interés en que los militares no se opusieran abiertamente a la candidatura de Lagos, y buscaban generar un cierto nivel de confianza en la cúpula militar.

En agosto de  1997, el embajador socialista Briones escribió en  el diario La Época de Santiago un controversial articulo, que sin duda elucida algunas de las posiciones socialistas que apoyaban el trabajo del encuentro de El Escorial. En su columna  “No vindicar el pasado“, Briones argumenta que en el  proceso de transición  “debe buscarse conscientemente una suerte de amnesia pública“.  En Noviembre de 1997, dentro del contexto de la denuncia de que el agregado de la fuerza aérea  en Madrid, coronel Barrientos, fue un torturador en Magallanes en 1973, los dirigentes socialistas Gazmuri y Escalona que participaron el encuentro de El Escorial  aseguran que la tesis de la “amnesia publica” de Briones esta desvinculada de este caso, y tiene una base más  amplia. Gazmuri indica que no avala este argumento pero que esta tesis “apunta a un tema más general”. Escalona, por su parte, afirma que Briones ” ha trabajado con mayor tenacidad para sostener una relación con el mundo militar que tiene un sentido estratégico: la candidatura de Ricardo Lagos” ( La Tercera 3 noviembre 1997).

Un encuentro de estas características, de políticos socialistas y militares en el extranjero, no deja de llamar la atención y levantar suspicacias. Indudablemente la intención no era socializar, si no crear ciertas garantías y confianzas mínimas para proceder en el futuro. Y no seria sorprendente el saber de que temas como la institucionalidad, la constitución de 1980 y los derecho humanos hayan sido  temas de discusión privadas en este seminario sobre los militares en la transición.

Lamentablemente, los socialistas y la ciudadanía en general no han sido informados de estas conversaciones  entre personeros de las cúpula socialistas y  militares. Sin lugar a dudas, el encuentro de El Escorial y la tesis de la búsqueda de la amnesia publica han jugado un importante  rol  en el establecimiento de la  relación entre los militares y   dirigentes socialistas. En la actual coyuntura política, la relación entre socialistas y los militares esta formalizada a nivel de gobierno. El presidente Lagos  nombró a Cheyre como el nuevo comandante en jefe del Ejercito y a la socialista Michelle Bachelet como nueva ministra de defensa, a quien institucionalmente responden las fuerzas armadas. Los entendimientos que han permitido esta formalización, aparte de la constitución pinochetista de 1980, no están claros, particularmente en el área de los derechos humanos.

Los valores socialistas se beneficiarían de una clara política y practica transparente en las relaciones con las Fuerza Armadas  y las violaciones derecho humanos. Lo socialistas que fuimos victimas de estos crimines de lesa humanidad rechazamos todo esfuerzo que busca un nivel de “amnesia publica ” respecto a estas violaciones. Una mayor  y clara información publica sobre los derechos humanos, la dictadura militar, y  el rol de los militares en la transición fortalecería el desarrollo de la democracia  chilena.

 

 

Elie Valencia

 

 

 

Editor@Dawson2000.com

RELACIONADO

La conversión de Cheyre. Punto Final 2013

Procesamiento inminente. Se cierra el círculo en torno al ex jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s