Volver a los 17. Niños y adolescentes en dictadura.

Entrevistas

Óscar Contardo, editor de “Volver a los 17″: “Mi idea siempre es hacer memoria y dejar registro”

Por ~ Publicado el 16 octubre 2013

2

En su última entrega el periodista deja su rol de narrador para ordenar catorce relatos de escritores y periodistas, nacidos entre 1969 y 1979, que intentan reconstruir la historia de una generación que vivió su infancia y adolescencia en dictadura. Además, Contardo anuncia que trabaja en una biografía del intelectual Luis Oyarzún y que pretende escribir un libro sobre la Iglesia Católica.

Óscar Contardo firma un ejemplar de “Volver a los 17″. Foto: Carlos Riquelme

Óscar Contardo, coautor de La Era Ochentera (2005) y autor de Siútico(2008) y Raro (2012), señala que la idea de este nuevo libro era dejar un testimonio de una generación por medio de “relatos que son un retazo de historia”, y que esto sólo se podía hacer en primera persona.

“La idea concreta de Volver a los 17 nació hace un año, en agosto de 2012″, cuenta Contardo. “Fue algo repentino que simplemente se me ocurrió luego de una conversación un día en la mañana. Al mediodía le mandé un mensaje a mi editora en Planeta y en la tarde estaba pensando en los autores a los que convocar. Aunque la idea concreta fue rápida de gestionar”.

—¿Cuál fue tu criterio para escoger a los escritores y periodistas que conforman el libro? ¿Sus historias? ¿Su pluma?
Quise que reuniera escritores de ficción y no ficción que hubieran sido niños y adolescentes en dictadura. Ese fue el primer corte. El siguiente fue convocar autores diversos, de estilos distintos y de origen diferente. Me interesaba que funcionara como una polifonía de voces. La selección fue entre autores cuyo trabajo yo conociera bien y entendiera rápidamente la idea. Así fue.

—Este “coro de recuerdos”, como lo denominas tú, puede extrapolarse al coro de las tragedias griegas, en donde su voz era la conciencia del personaje. ¿A qué conciencia apelas con estos relatos en la tragedia chilena?
No apelo a ninguna conciencia. Nunca tengo eso en mente. Mi idea siempre es hacer memoria y dejar registro. Que lo sucedido no desaparezca, que ese mundo y realidad pasada permanezca a través de la literatura.

Una de las cosas que motivó al periodista para realizar este libro fue el impacto que significó el movimiento estudiantil del 2011. “Sospecho que inconscientemente quería escribir algo que diera cuenta de ese impacto. El movimiento involucraba muchos aspectos: políticos, sociales, de clase, generacionales, etc. Es algo tan grande, con tantas aristas y tantos estímulos que obliga a tomar una perspectiva. Y eso toma tiempo. Creo que uno de esos aspectos —el generacional— fue el que me impulsó en el fondo”.

“No apelo a ninguna conciencia. Nunca tengo eso en mente. Mi idea siempre es hacer memoria y dejar registro. Que lo sucedido no desaparezca”.

—En las diferentes experiencias que conforman Volver a los 17 hay, aunque sea de manera tangencial, una mención a los medios de comunicación durante el régimen militar. ¿Cómo evolucionó esa mirada infanto-juvenil que se esboza en los autores, hasta ahora respecto al rol de la prensa?
En este caso yo sólo puedo responder por mí. Leía mucha prensa porque mi padre compraba toda la prensa de oposición además de los diarios tradicionales oficialistas. Para mí era natural entender que la televisión no era una fuente de noticias, tampoco que El Mercurio iba a tenerme al tanto de los abusos de la dictadura. Mi inquietud sobre el rol de la prensa en términos más concretos la exploré en La Era Ochentera. La verdad es que yo no soy de los periodistas que soñaban con serlo desde niño. A mí me interesaba la historia, la literatura, la televisión y el cine. Siempre fui omnívoro. Yo sería feliz si tuviera un bar —y el talento para administrarlo— y tiempo para escribir. Yo no me “apasiono”, sencillamente me “entretengo”, y parte importante de mi manera de hacerlo es indagar sobre los vericuetos del poder.

—Dices que nunca soñaste con ser periodista de niño. ¿De qué manera el periodismo te permitió y permite hacer que esas múltiples inquietudes lleguen a puerto, como por ejemplo en tus diferentes publicaciones?
Yo creo que el periodismo es un oficio, que involucra ciertas técnicas y cierto rigor que ayuda mucho si tu vocación es escribir. Me ayuda mucho en mi compulsión de “vigilar” los cambios del entorno social.

—Por último, ¿estás trabajando en algún libro o proyecto nuevo? ¿Se puede adelantar de qué se tratará?
Por lo pronto tengo que terminar una breve biografía de Luis Oyarzún, un intelectual chileno muy importante del siglo XX. Eso está casi listo. Para 2014 espero estar trabajando en un libro sobre la Iglesia Católica, un tema que me da vueltas hace mucho.


Volver a los 17
Recuerdos de una generación en dictadura
Ed. Óscar Contardo

Álvaro Bisama – Víctor Cofré – Alejandra Costamagna – Nona Fernández – Patricio Fernández – Rafael Gumucio – Pablo Illanes – Andrea Insunza – Andrea Jeftanovic – Rodrigo Olavarría – Juan Cristóbal Peña – José Manuel Simián – Daniel Villalobos – Alejandro Zambra

Editorial Planeta
2013
249 páginas

#Etiquetas:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s