Una memoria combatiente.La voz de Manuel 42 años después

A 42 años de la salida de los  100 jóvenes chilenos becados para estudiar medicina por el gobierno de Salvador Allende.

AdrianA Goñi Godoy

agosto 2015

“El relato testimonial no pretende erigirse en verdad absoluta, sino se revela como lo que realmente es: una voz angustiada e inevitablemente imprecisa de un narrador que intenta narrar los hechos que la Historia Oficial silencia.”

La voz de Manuel, protagonista de este relato, joven chileno que por el azar de la historia llega a Cuba a estudiar medicina recien salido del colegio, a los 17 años.

“Para que algún día sea leído por Javier, Leo, Titi y Amanda”

José Miguel Carrera *nos entrega en este relato una aguda observación de la realidad de su época y de su inserción en ella. Describe cual etnografo realizando una observación participante lo que ocurre en las calles de Santiago  en el año 2011, cuando rebrotaron las movilizaciones en Chile:

Le gustaba observar a los participantes ( en las marchas), sus vestimentas y las diversas pancartas que llevaban….las agrupaciones que desfilaban tenían novedosas denominaciones, Movimiento Ecologista, Asambleas de Izquierda,Paiz,Colectivo Arrebol, Praxis, Movimiento de Estudiantes de Izquierda, Movimiento Patriótico Manuel Rodriguez, Brigada Salvador Allende,Movimiento de Pobladores en Lucha, Partido Igualdad y muchos otros” (pág.13)

Con humor compara estas marchas con las que vivió en los tiempos de la llegada de la democracia, cuando apenas se juntaba una cincuentena de personas y  recuerda que ” un paco le había dicho,burlandose en medio de la manifestación,

“si querís yo te llevo la pancarta,para que se vea más gente en la marcha”…

La descripción de este espacio antropológico y la llamada a la memoria de estos manifestantes nos hacen recordar, mirando hacia atras, una época reciente que hoy podemos entender como el inicio de una etapa en las luchas de los jóvenes que fueron sujetos sociales de cambio. Así mismo nos es posible contrastar la realidad de hoy y los cambios posibles de detectar por el mismo medio- saliendo a la calle a participar, observar,registrar – en los mismos sectores y actores.

La literatura testimonial, el relato de los protagonistas de los sucesos en distintos momentos históricos es una fuente de información que enriquece nuestra investigación, cuandonos es posible cruzar y contrastar con otras fuentes orales y escritas.

Este libro Somos tranquilos pero nunca tanto…”, frase con la cual José Miguel cierra su relato, es la epopeya de aquellos jóvenes chilenos que un día  fueron becados por el gobierno de Allende para ir a estudiar medicina en Cuba; jóvenes que recién salían del colegio, menores de edad, que cumplirían el sueño de sus padres y que en Chile les era imposible acceder  a la educación superior.

Yo llegué a Cuba para cumplir el sueño de mi madre…me entregó un recorte de diario de la época que informaba del ofrecimiento de becas universitarias para formarse como médico en Cuba….De la población Joao Goulart de la comuna de La Granja salí hacia Cuba….Aterricé en Cuba a finales de agosto de 1973 formando parte del segundo grupo de unos 100 chilenos becados para estudiar medicina. El primer grupo de cerca de 100 becados había llegado en marzo de 1972 y algunos ya estaban comenzando el tercer año de la carrera de medicina”…Si no me equivoco, era el 25 de agosto de 1973, pocos días antes del golpe de estado en Chile”  .**

La invisible memoria de estos hechos que transformaron a  jóvenes y destacados alumnos de liceos en combatientes internacionalistas  en Nicaragua, como oficiales de las Fuerzas Armadas Cubanas está por construirse. Es la memoria de

ellos, que dejaron sudor,sangre, y sembraron esperanzas aquí en Nicaragua, en esas batallas de 1979, están de nuevo aquí  , 30 años después,ratificando su compromiso con la lucha del pueblo nicaraguense,con la lucha latinoamericana y caribeña” *** 

Es la memoria combatiente de militantes de un grupo armado, el frente Patriótico Manuel Rodríguez en Chile, demonizado por la Historia Oficial y endiosado en el recuerdo de hombres y mujeres pobres , pobladores,jóvenes estudiantes de los años 80 y  milicianos y milicianas rodriguistas   que militaron durante la dictadura en sus filas.

En las obras de José Miguel, cronista de la memoria, encontramos a hombres y mujeres jóvenes; es “una historia de jóvenes como tu y yo”    me escribe en su dedicatoria este hombre ya no tan joven a mí, menos joven aún.

Y así vamos tejiendo memorias e historias de vida que se cruzan y encuentran en estos más de cuarenta años en que un golpe de estado y una feroz y prolongada dictadura militar nos lanzó por caminos distintos y coincidentes,  que destrozó proyectos de vida , que nos dejó escribiendo para que no se olvide que fuimos héroes y no villanos; que la lucha fue justa y el enemigo implacable.

**Carrera Carmona,José Miguel,  Misión Internacionalista. De una población chilena a la Revolución Sandinista,Ed. latinoamericana,2010, 2a edición      

** *José Miguel Carrera,  Somos tranquilos, pero nunca tanto…Ceibo Ediciones ,2013  , discurso del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, julio 2009, pág. 129                                                  

Anuncios

Un comentario en “Una memoria combatiente.La voz de Manuel 42 años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s